223
Libro para el maestro
ESPAÑOL
181
I
Para leer
La historia de Gilgamesh tuvo lugar en la antigua Uruk, actual territorio de Irak. El 19 de
marzo de 2003 el ejército de los Estados Unidos comenzó un bombardeo en Irak con el
pretexto de que este país poseía “armas de destrucción masiva”. Más de dos años des-
pués, ningún arma de ese tipo fue hallada, pero miles de hombres, mujeres y niños resul-
taron heridos o muertos, y sus principales ciudades quedaron destruidas. Asimismo, el
movimiento armado de resistencia arrasaba por igual a soldados estadounidenses, a po-
licías y a civiles iraquíes.
3.
Lean el siguiente fragmento de las
Crónicas desde Bagdad
, narradas por brigadistas
españoles que presenciaron la invasión norteamericana sobre Irak.
Décimo octavo día de
invasión y ataques
[…] Durante la noche pasada los bombardeos sobre
Bagdad no han sido tan intensos como los de la ante-
rior. Aún así, la Brigada pudo escuchar tres fuertes ex-
plosiones que pudieran ser bombas de sonido por la
contundencia de su ruido al estallar. Desde la azotea se
veía claramente el bombardeo aéreo sostenido feroz-
mente en la parte noroeste de la ciudad, a unos 20 ó 30
km. de distancia, y las explosiones que iluminaban el
arco del horizonte en esa dirección.
Testimonio de víctimas civiles de
los ataques
[…] El de Yadida Faras, de 55 años, herida por la ex-
plosión de una bomba cuando estaba en su casa en el
barrio de Furat, en compañía de su hija, ayer, 5 de
abril, a las 17:00 horas. Yadida, que tiene heridas de
metralla en abdomen y piernas, estaba al lado de su
hija Isra’ Mahmud, de 17 años, también gravemente
herida por metralla en el intestino delgado y el abdo-
men que le han abierto para extraer las esquirlas in-
crustadas. Otra hija de Yadida, llamada Ama, tuvo que
ser ingresada en el hospital Al Kindi.
Yadida repite a los brigadistas lo que éstos vienen
escuchando de las bocas de todas las personas que co-
nocen en sus visitas a los hospitales; una única pre-
gunta, un único discurso: “¿Bush es humano?, ¿es po-
sible que nos esté haciendo todo esto sólo por petróleo?,
me pregunto qué les parecería a los ciudadanos esta-
dounidenses que nosotros les hiciésemos algo así; qué
pasaría entonces…”
Ver cómo caen las bombas
impunemente
[…] La ciudad mantiene un ritmo que sin duda se ha
visto afectado por el espanto del aumento de los bom-
bardeos de los últimos tres días. Se percibe en la gente
el sobrecogimiento que causa tanta devastación y tan-
ta presión, pero al mismo tiempo las calles siguen
transitadas y aumenta la población civil armada al
lado de la presencia miliciana y los soldados. Algunas
familias se trasladan a los pueblos vecinos para evitar
los bombardeos masivos e indiscriminados sobre Bag-
dad, pero la mayoría permanece y repiten insistente-
mente que no se irán de Bagdad, que lucharán hasta el
combate final.
Bagdad, 6 de abril de 2003.
Fuente: “Décimo octavo día de invasión y ataques”. En
Crónicas desde
Bagdad
. Recuperado el 10 de febrero de 2006, en http://www.nodo50.
org/csca/agenda2003/con_iraq/CronicasDesdeBagdad.pdf.
Crónicas desde Bagdad
Crónica